“Pecho frío”, amargo, no tiene huevos ni sangre, no siente la camiseta de la selección, no es argentino. Es un muerto de hambre, tiene que ganar algo en la selección para ser alguien. ¿Quíen no ha escuchado estás cosas? ¿Quíen no ha sentido en alguna discusión alguna estas afirmaciones? ¿Cuántas veces nos hemos abatido a peleas sin fin sobre Messi si, Messi no? Millones de veces, innumerables de veces el tema de si el astro argentino es o no el mejor del mundo se ha hecho presente en las mesas de todos los bares de los más recónditos lugares del país.

Messi, ganó todo en el Barcelona y nada en la selección -nada importante como un mundial-, son datos no es opinión. Messi luchó contra una enfermedad que lo mal traía y le dificultaba disfrutar del deporte más lindo de todos.  Messi se inclinó por vestir la celeste y blanca antes que la roja española. ¿Quíen sabe si fue por decisión propia o alguien lo llevó a hacerlo?  Ahora bien, el mejor jugador del mundo -o por lo menos uno de los mejores- no canta el himno y cree ser canchero por no hacerlo. “No canto el himno a propósito”, una estupidez hay que ser sinceros. A mi no me modifica si lo canta o no, si lo siente o no mientras en la cancha haga las cosas bien, el himno es una discusión totalmente ajena al rendimiento futbolístico. Luego las criticas que recaen en su rendimiento y los pro-Messi saltan como hienas asesinas que quieren morder y atrapar a su presa con frases como: “Messi es el mejor del mundo, no lo podes criticar” o “El que critica a ‘leo’ no es argentino”, y quiero recaer en esta última. “No es argentino”, tiene el mismo tinte ideológico que ellos critican,  el ser o no ser argentino a base de cantar un himno o criticar a alguien. Creemos que la verdad la tenemos nosotros -y hablo por todos, los pro-Messi y los anti- Messi-. Personas que dicen que ‘leo’ no es argentino por no cantar el himno pero a la vez otros ven como “vende patria” a quien titula al 10 del Barcelona bajo la misma caratula.  Que contradicción, ¿no? No hay un claro punto sobre el mejor jugador del mundo -o el segundo-, nadie sabe que pasa por su cabeza a la hora de jugar un partido con el barça y que cuando viste la celeste y blanca. Nadie sabe ni siquiera su circulo más cercano, solo él. En lo único que no podemos dejar de coincidir es que Messi hace cosas únicas dentro de la cancha, nos deleita todos los partidos. Queramos o no, el 10 de la selección es un animal. Tal vez no tanto en Argentina como en el Barcelona pero quien te dice, hay tiempo todavía para poder ganar un mundial y decir que Messi es el mejor.

 

Muchas gracias

Anuncios

Un comentario en “Messi, una historia sin fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s