Carta al Pato Fontanet

Nunca te escribí, jamás tuve la necesidad de hacerlo. No sé porqué sabiendo lo que significas para mí y para muchos que te escuchan desde hace años, meses o días o tal vez empezaron a escucharte hoy mismo.  Es raro escribirle a un músico, a un artista.

“Pato” como te conocemos todos. ¿Qué decirte? ¿Cómo te puedo agradecer que tengas la letra justa para cada momento de mi vida? ¿Qué palabras puedo decir para explicar lo que siento cada vez que escucho tu voz?  Sos un artista único, tal vez no tengas la mejor voz, pero seguro que todos la reconocen y cada vez que la escuchan se emocionan un poco. Tal vez “Don Osvaldo”, “Callejeros”, “Casi Justicia Social” no suenen como la mejor banda del mundo, pero daríamos mucho por verlos en vivo. El sonido queda de lado cuando las letras nos representan.  Tal vez no seas el mejor músico ni estés en el mejor grupo por su calidad musical pero sin dudas que sos un gran artista.

Querido Fontanet recibiste criticas tras criticas. Te cansaste de recibir insultos, calumnias, injurias. Fuiste el centro de atención de todo un país hace ya 11 años, te culpan de algo que no fuiste parte. Saliste herido de ese día, no saliste como siempre. Desde el 2004, más precisamente, el 30 de diciembre de ese año que no sos el mismo.  A pesar de eso, de que todos te querían ver destruido, seguiste adelante con tu sueño, el de ganarte la vida con la música. En medio de tanto escándalo dijiste una frase que quedó inmortalizada en el rock nacional: “La gente quiere escuchar Callejeros, es corta la bocha”. Te culparon, te criticaron y te llevaron a la cárcel. Todos pensaban que estabas perdido, que nunca más ibas a volver a los escenario y que muchos no íbamos a poder verte en vivo. Pero te levantaste, resurgiste de las cenizas como el “Ave Fenix” con la ayuda de toda tu familia, amigos y tu fiel compañera, la música.

Tardaste pero volviste. Fue un largo proceso tu regreso a los escenarios. Muchos se opusieron a que vuelvas a tocar pero pese a ello pudiste volver a hacerlo. A pesar de que te destrozaron, te dijeron de todo. Desde asesino hasta “hijo de puta”. Te señalaron como el asesino de 194 personas, cuando en realidad sabemos quién fue el que ocasionó todo.  Subiste a un escenario y una sonrisa se dibujo en tu rostro. Otra vez volviste a hacer lo que más querías, pudiste terminar el recital “para los pibes” como decías días después de “Cromagnon”.

“Tal vez sería el héroe del rock nacional que se murió con su gente”, dijiste en una conferencia pos-Cromagnon. Una frase que te viste de pies a cabeza aunque seas una persona difícil de entender y más después del 30 de diciembre.   No te convertiste en el héroe del rock nacional pero hiciste que todos los músicos se unan en una sola causa,  en una que se sintetiza con una simple frase como “la música no mata” que se puede escuchar en cada recital al que se va. Cambiaste al rock. Desde que demostraste que se puede salir adelante  a pesar de todo te convertiste en el ídolo de muchos. “Pato” sos más que un artista, sos más que un músico, sos el representante de miles jóvenes a lo largo y ancho de todo el país.

 

Muchas gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s