Qué noche ¿mágica? Ciudad de Buenos Aires

Mauricio Macri ganó las elecciones con el 51,40% de los votos y a partir del 10 de diciembre  será el encargado de manejar los hilos del poder de un país como Argentina.

Y después de meses de campañas tortuosas, de spots publicitarios de los más nefastos, aburridos, con ganas de captar a un público que nadie sabe cual es; meses y meses de que programas de televisión y radio tuvieran que recortar su programación para darle espacio a esa propagandas políticas tan aburridas. Después de tanto tiempo tenemos un nuevo presidente.  Así es, Mauricio Macri es el nuevo presidente de todos los argentinos y será quién comande a más de 40 millones de  argentinos a un futuro que todos esperemos que sea prospero.

Más allá de los datos estadísticos que dan cuenta de por cuanto ganó el primero y por cuanto perdió el segundo, hay cosas para analizar. Muchas preguntas y pocas certezas tienen en la actualidad los argentinos, por lo menos las certezas estan infundadas.

“Macri es el cambio”, dicen algunos cuando ni siquiera asumió la presidencia, ya ven al ex presidente de Boca como el futuro lleno de alegría cuando todavía no asumió el mando y ni se sentó en el “sillón de Rivadavia”. Otros tienen miedo a una posible privatización de todo, desde Aerolíneas a YPF, que se pierdan los trabajos, que el sueldo ya no valga nada.  Un miedo a una devaluación, a una perdida de todo lo que se consiguió en los últimos años, porque si alguien piensa que no se logró nada en este gobierno es un necio y no quiere ver la realidad -tal vez por eso votó a Macri-. Miedo y esperanza son las dos palabras que se chocan en este momento. Esperanza a un cambio y miedo a lo mismo.  Esperanza a que todo este bien, miedo a que todo este mal. Miedo a que se lleven todo lo logrado, esperanza de que vengan cosas mejores.

12 años de predominio kirchnerista fueron desplazados por un 51,40% de los votos.  Es la mayoría, sí, pero hay una gran cantidad de personas -más de 12 millones de personas- que no quieren un cambio, que no querían a Mauricio Macri al frente de la nación.  Macri que ganó más por el odio que por convicción, muchos de los que pusieron la boleta de Cambiemos en un sobre blanco que define la historia de un país lo hicieron por no querer “a” más que por querer “a”. Muchos de los 12903301 que votaron a Macri por no votar a Daniel Scioli, por no querer ver a Scioli al frente del país y porqué muchas medidas inclusivas del gobierno actual están lejos de lo que ellos quisieran.

A partir del 10 de diciembre las cosas van a ser distintas, no hay que ser un gran analista político para entender que este gobierno que viene va a ser distinto a éste. Nadie sabe cuán distinto va a ser, si las privatizaciones serán ciertas, si los sueldos van a perder su valor adquisitivo, si se van a eliminar derechos que el kirchnerismo le dio a miles de personas. O si la esperanza se volverá realidad y los sueldos subirán, no habrá más retenciones, se eliminará el cepo al dólar, no habrá impuestos a la ganancias, y que el país va a estar mucho mejor. Nadie sabe que va a pasar desde el 10 de diciembre. ¿quién te dice? Ojalá al país le vaya bien por el bien de todos los argentinos.

 

Muchas gracias

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s