Por Agustín De Stefani

Argentina perdió con Ecuador y arrancó las eliminatorias de la peor manera. El equipo de Martino demostró porque salió segundo en la Copa América -o Copa de Leche- y dejo una pálida imagen frente a sus propios hinchas.

Fracaso, desastre, vergüenza, son algunas cosas que genero el partido de ayer de Argentina-Ecuador. Un partido que en los vestuarios se veía complicado pero accesible. Un Ecuador con una muy mala Copa América le hizo frente a la selección y terminó con un baile increíble. No se jugo a nada, Di Maria no jugo como esta acostumbrado, Bilgia no tuvo más que un pésimo tiro libre, y Tevez no jugo, ni siquiera entró el famoso “jugador del pueblo”. 

Tuvimos esa cuota de suerte de que en Ecuador desconocen lo que es un arco y en los entrenamientos ven la tele en lugar de jugar al fútbol porque sino la paliza hubiese sido peor. La selección se vio débil se la mire por donde se la mire, un desastre. Los laterales  -Mas y Roncaglia, si Roncaglia-.

Gol de Ecuador.
Gol de Ecuador.

se dejaron pasar una y otra vez y otra vez, sino fuera por Mascherano que los salvó de las  papas varias veces todas esas jugadas terminaban en gol. Cambios estúpidos como Lavezzi por Pastore, que nadie, incluso el propio Martino, entendió porque lo hizo.

Un desastre, un equipo sin conexión en el centro, sin ataque, sin movilidad. Pareciera que no les importaba perder, corrían a la pelota todos como si fuera un partido en el patio de la escuela donde las leyes del buen juego no importan. El “tata” volvió a demostrar porque muchos piden que se vaya, no se entiende como pretenden que Martino saque campeón a Argentina si no pudo hacerlo con el Barcelona.  La AFA no solo tiene que limpiar la violencia en el fútbol sino también a Martino y muchos otros jugadores. 

SIN MESSI

Ahora dicen que con Messi hubiese sido distinto. Los “anti-Messi” lo volvieron a pedir como si fuera un salvador. Lo piden como si el resultado con él cambiara. Y no. Messi es otro jugador que no sabe que hacer en la selección, que tal vez, ya le da poca importancia a la “celeste y blanca” y

Messi no jugó pero no se notó, fue todo igual.
Messi no jugó pero no se notó, fue todo igual.

más aún sabiendo la oportunidad que desaprovechó en las últimas dos finales. Messi no hace la diferencia como lo hace en el Barcelona, Messi no es el mismo jugador con Argentina, cambia. Serán los jugadores, el técnico, la presión, miles de cosas pueden llegar a ser, pero en Argentina Messi no cambia nada, basta de esa cultura de querer defender a todo lo que sea argentino solo porque es nuestro, si es malo, hay que decirlo y Messi en la selección, señores y señoras, es malo. 

Muchas gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s