¿Callejeros culpables o inocentes?

Por Agustín De Stefani

Casación confirmó las penas para todos los integrantes de Callejeros y podrían volver a la cárcel en un lapso no mayor a los dos meses. Fontanet y compañía volverían a cumplir lo que les queda de condena. 

Otra vez la “justicia” vuelve a tomar una decisión más condescendiente que justa. El fallo que haría que todos vuelvan a prisión es un manotazo de ahogado para quedar bien con la familia que -con razón, perdieron a sus hijos, hermanos- piden que vayan presos.  ¿Es justo que un grupo de músico que hacían lo que muchos desean vayan presos? ¿Es justo que una banda de rock entera vaya presa por que a un infradotado, un imbécil, tiró una bengala? Para muchos si, y para otros muchos no.

Callejeros era una banda de rock, con un sueño, tocar y vivir de la música. Que miles de persona griten sus canciones, que le pidan “una más y no jodemos más” , que coreen sus nombres en los recitales y tantas otras cosas más.  Un día decidieron ir a tocar a “Cromañon” que  era comandado Omar Chaban, dueño de “Cemento”, mítico lugar en el que tocaron “Sumo” y “Los Redonditos de Ricota” solo para nombrar algunos.  Era un sueño tocar allí, era historia estar en un lugar que prometía convertirse en el “Cemento” del siglo XXI. Era 30 de diciembre, y un inconsciente, un mal nacido, y miles de adjetivos peyorativos más, encendió una bengala que se dirigió al techo y acabó con 194 vidas. 194 personas que ahora no están más y que sus familias no van a poder volver a ver.

Omar Chaban, dueño de
Omar Chaban, dueño de “Cromañon”

No culpo a los familiares de querer ver presos a todos, es algo lógico. Cualquier persona en su situación haría lo mismo, pero para aquellos que no fuimos parte de esa noche, pensamos diferente, vemos el problema y la solución desde otro punto de vista. Ellos fueron a hacer lo que más amaban como dije antes, hacer música, nada más. Fontanet y toda la banda tuvieron que pagar las consecuencias de un boludo que tiró una bengala. Tuvieron que pagar con culpa y cárcel que un grupo de dirigentes políticos permitieron que Cromañon siguiera abierto cuando no podía estarlo. Cobraron y siguen cobrando las 194 muertes en su espalda. Tienen que cargar día a día el dedo acusador de que ellos fueron quienes mataron a cientos de jóvenes.

Miles de músicos apoyan a Callejeros, por que saben que podrían haber estado allí, en esa situación. No en Cromañon, en cualquier otro lado. No importa el lugar, sino lo que pasó. Todos saben que en esa época había bengalas. Ellos fueron la gota que rebalso el vaso de un sistema corrupto que solo buscaba ganar dinero.

Twitter: @JuanDeStefani22

Muchas Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s