Carta abierta a Marcelo Gallardo

Por Agustín De Stefani

Marcelo Gallardo llegó entre un paño de dudas que vaticinaban un futuro poco alentador en el equipo millonario. Se había ido Ramón Diaz y algunos jugadores importantes como Carbonero y Lanzini, fundamentales para lograr el título después de 6 años.  El “Muñeco” venía a reforzar un bastión que la dirigencia de D’onofrio y compañía estan buscando valorizar, qué es la vuelta de los ídolos con jugadores de la talla de Ortega, en las inferiores, Francescoli como manager, entre otros.

“Muñeco llegaste para poner a River dónde un tal Ramón Diaz, por cobardía, por falta de entusiasmo o apoyo de la dirigencia, no pudo poner o no demostró que podía -no pudo y no quiso-. Le diste a la banda roja la identidad del buen juego acompañada de la victoria y no al revés. Le diste al club lo que muchos intentaron imponer pero nadie pudo. Nos sacaste esa amargura de cada domingo porque River, a pesar de ganar, no jugaba como queríamos.  Nos volviste la alegría de verlo jugar bien y de esperar cada domingo ansiosos para deleitarnos con el buen fútbol. Nos diste una final internacional después de mas de 15 años, algo que Ramón Diaz no se animó a enfrentar porque se le iban un par de jugadores. No solo nos diste la final, sino que la ganaste con buen juego como nos acostumbraste desde que llegaste. Eliminaste a los bosteros de la copa, una espina que teníamos todos los hinchas millonarios desde aquella libertadores fatídica del 2004. Muñeco, Napoleón, gracias por devolvernos a River, ese equipo que fue vapuleado, destruido por quienes menos lo querían o incluso lo odiaban, que lo quisieron borrar del mapa pero se olvidaron de que a un grande no se lo puede borrar así de fácil y menos como tipos como vos. Un tipo que a dos días de perder a lo más sagrado en su vida, su madre, se puso el traje, se hizo el nudo de la corbata, se ató los cordones de los zapatos, se puso el abrigo y salió a la cancha a dirigir a su equipo, un equipo que demostró el apoyo incondicional hacía su técnico en el abrazo del alma.

Marcelo Daniel Gallardo, gracias, nada más que gracias por hacer todo por River. Demostraste lo que te importa con el gesto de tu mamá, algo que ningún hincha va a olvidar. Tus lágrimas y tu festejo al cielo aquel 10 de diciembre serán recordados por siempre. No creo que estás palabras te lleguen, no creo que se vuelva algo viral como tantas otras cartas. Solo quería aprovechar este espacio para agradecerte entre una emoción profunda por todo lo quecopa-sudamericana-1981796w6201 hiciste y unos nervios terribles por lo que tal vez llegues a hacer. Gracias Muñeco, Napoleón por devolverle a River la identidad perdida, por volver a pasar el rojo al manto sagrado, por hacer que todos esperemos que llegué el domingo para verte a vos, por hacer que jugar en River valga la pena porque se pelean grandes cosas y no un puesto en mitad de tabla. Gracias marce, gracias por todo”.

Muchas Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s